Policías Sordos

Policías Sordos

En la ciudad de Oaxaca, México se caracteriza por ser una zona turística, sin mayores índices de delincuencia, no así como en otros lugares de este país. En ella, tienen instalados alrededor de 230 cámaras, instancia que permitió darse cuenta que personas sordas podrían hacer un seguimiento mucho más minucioso, porque no tendrían los distractores de otros ruidos, cómo teléfonos, gritos, radios policiales entre otros.

Muchos sabían leer los labios lo que permitió que el trabajo de monitorear las cámaras fuera mucho más efectivo y eficiente. A raíz de esta nueva plataforma de trabajo fue posible capacitar a 20 personas con esta discapacidad auditiva.

Cabe destacar, que el ingreso de estos nuevos agentes ha facilitado en arrestar sospechosos que finalmente, se comprobaron los delitos, ya que constituyen una herramienta adicional para disminuir el tiempo de reacción.

A estos agentes son llamados por sus compañeros de trabajo “nuestros ángeles silenciosos”, puesto que han aportado a solucionar numerosos casos desde el centro de comando, a pesar que ellos no son patrulleros y tampoco portan armas. Pero sí, se convirtieron en los ojos de sus compañeros apoyados por otras habilidades desarrolladas por su discapacidad.