¿Sabías qué algunas infecciones pueden causar hipoacusia?

infeccion 1

Efectivamente algunas infecciones cuando no son bien tratadas o a tiempo, pueden provocar algunas secuelas, como la hipoacusia en alguno de sus grados y compromiso, según afecte el oído externo, medio o interno.

Existen enfermedades tales como la meningitis, paperas, sarampión, fiebre escarlatina entre otras que pueden dejar este tipo de discapacidad. Para ello, es fundamental que un médico otorrinolaringólogo pueda diagnosticar esta falencia apoyado de exámenes que solicitará para evaluar en qué zona está el daño y las implicancias para determinar el tratamiento más adecuado según las características que presente el paciente.

Uno de los exámenes que se pueden solicitar son: audiometría tonal, timpanometría, impedanciometría y para complementar con posibles radiografías tales como, TC de la cabeza para descartar un tumor o fractura, radiografía de cabeza y una resonancia magnética cerebral.

Posteriormente, luego de tener la claridad del diagnóstico se puede implementar una adecuada terapia enfocada en las necesidades que presenta la persona. En algunos casos es importante tener el apoyo de una ayuda técnica auditiva para reforzar, mientras que otros casos, se fortalece por medio del aprendizaje de lengua de señas o lectura labiofacial.

Todos los casos en su mayoría son distintos, en esta oportunidad solamente nos hemos referido a aquellas hipoacusias generada por una infección, puesto que las causas son numerosas como congénitas, vejez, ocupacionales, genéticas, traumáticas, tóxicas entre otras.

Mientras más informados estemos sobre enfermedades o infecciones que se pueden generar durante la vida, es fundamental conocer las implicancias y las precauciones que debemos considerar para evitar daños, que sin duda pueden cambiar la vida, no solamente de la persona en sí, sino de todo el entorno familiar.